Cada vez somos más los centros de primaria y secundaria que adoptamos el proyecto bilingüe y lo añadimos a nuestra oferta educativa.

La aportación que como centro podemos hacer al aprendizaje y la práctica de idiomas es clave para el desarrollo de la sociedad moderna. En concreto en la formación académica e intelectual de las nuevas generaciones de jóvenes estudiantes para los que el conocimiento de más de una lengua es importantísimo para su futuro profesional.

Parece quedar claro que el conocimiento de una segunda lengua es muy útil, ya que supone un vehículo de comunicación, y es necesario por razones de índole sociológica y educativa. La lengua extranjera ya no es una asignatura más que hay que aprobar, es un instrumento de comunicación, aprendizaje y
diversión.

El conocer distintas lenguas ayuda a suprimir obstáculos en la comunicación y permite a los alumnos conocer distintas dimensiones sociales e ideológicas que son ajenas a su cultura.

Hablar sobre bilingüismo no sugiere que los estudiantes tengan fluidez en todas las lenguas, sino que tienen acceso a más de una lengua de forma normal y natural en su vida diaria. La denominación “bilingüe” puede inducir a error. Se utiliza en su sentido más amplio para hacer referencia a cualquier tipo de programa educativo en el que se produce enseñanza de materia no lingüística a través de una lengua adicional. 

La idea del bilingüismo como “vivir en dos o más lenguas”, habiendo enlaces entre lengua e identidad.
Entender dichos enlaces sería pues vital para el éxito en la educación ya que según esta idea nuestras identidades se forman a partir de las actividades que hacemos cada día y de las conversaciones que tenemos con las personas que hay a nuestro alrededor. De este modo si el alumnados se siente parte de la  clase y ve que los profesores les valoran como individuos, sus actitudes hacia el aprendizaje serán mucho más positivas.

Así pues, el bilingüismo pretende desarrollar las capacidades lingüísticas, culturales y cognitivas. Y es que el lenguaje forma la esencia del pensamiento, es el medio en el que ocurre el entendimiento. Por ello se quiere mejorar el uso de las lenguas en distintos contextos comunicativos para que los alumnos sean capaces de expresar ideas y opiniones de una mayor amplitud conceptual. El bilingüismo parece resultar bastante consistente a la hora de ayudar a mejorar las capacidades de aprendizaje, la flexibilidad intelectual y las capacidades de aprendizaje, la flexibilidad intelectual y la capacidad de valoración crítica.

De hecho se cree que el bilingüismo fluido promueve la clasificación de habilidades, la formación de conceptos, el razonamiento analógico, las habilidades visio-espaciales, la creatividad, y otras ventajas
cognitivas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad